Cinta asfáltica

Protección de rastreles, vigas y cabrios

bande-large

Ventajas.


PROTECCIÓN
  • Protege los rastreles contra la escorrentía.
  • Crea una junta de estanquidad entre las láminas y los rastreles.
  • Evita que el agua permanezca se estanque entre la lámina y el rastrel o que penetre por las fisuras de los rastreles.
  • Evita la penetración de humedad en la madera.
ACÚSTICA
  • Reduce de manera sensible la resonancia acústica de los impactos en la madera (ruido de pasos, etc.).
  • Reduce los crujidos de la madera.
COMODIDAD
  • Aporta comodidad adicional, gracias a sus propiedades amortiguadoras.
ESTÉTICA
  • Los rastreles y cabrios permanecen invisibles entre las láminas.

Una membrana irrompible compuesta por 3 capas para una protección perfecta.

Membrana estanca flexible compuesta por de una armadura de poliéster recubierta con un asfalto elastómero.

La armadura de poliéster hace que la membrana sea irrompible y garantiza su integridad dimensional y una total y perfecta superficie de contacto entre la lámina y el rastrel, incluso con calor intenso, a diferencia de la mayoría de las cintas de protección (asfálticas o no), que se rompen o pierden grosor bajo el efecto del calor, volviéndose ineficaces.

70 mm x 16 m

Espesor: 2,4 mm bande-large
  • 1. Asfalto elastómero
  • 2. Armadura de poliéster
  • 3. Asfalto elastómero
bande-large

Protege el rastrel del agua.

bande-large
1. Evacuación del agua

Durabilidad superior a la de la madera.

Vida útil probada superior a 30 años*.

7-0-img02
7-0-img03
* Según las especificaciones del fabricante.

Montaje rápido y sencillo.

Solo se necesitan algunas grapas.

Para fijarla, bastan algunas grapas o clavos espaciados, antes de colocar las láminas. Por su relativa rigidez, se sitúan de manera natural en línea sobre el rastrel, lo que hace que la colocación sea fácil y rápida.
7-0-img03

Ventajas de las cinta para grapar.

El uso de la cinta asfáltica para grapar NÖVLEK® permite reducir considerablemente la cantidad de desechos generados en comparación con las cintas autoadhesivas, cuyos interminables metros de papel protector deben desecharse antes de que se los lleve el viento. La cinta para grapar se instala sin dificultad, sin importar el estado de la superficie de los rastreles. En cambio, las cintas autoadhesivas son más difíciles de colocar debido al papel protector que se arrastra por el suelo, se enreda en los pies y dificulta el avance.
7-0-img02

Gama

7-0-img02
70 mm x 16 m
7-0-img02